Síndrome del glúteo profundo

estiramiento piramidal

No es síndrome del piramidal todo lo que reluce. Múltiples patologías originadas en el espacio subglúteo cursan con dolor y/o disestesia en la nalga, cadera o parte posterior del muslo y/o dolor en el recorrido del nervio ciático. En muchas ocasiones se diagnostican como síndrome del piramidal cuando nada tienen que ver con él. En la actualidad se sugiere el término síndrome del glúteo profundo (SGP) para definir al conjunto de síntomas y signos originados por la compresión/irritación de origen no discogénico del nervio ciático, en el espacio subglúteo. En esta entrada veremos un recuerdo anatómico, los síntomas, el examen clínico recomendado y las causas del SGP.

Recuerdo anatómico

DEEP GLUTEAL SPAE
Fig. 1. ESPACIO SUBGLÚTEO

En la Fig. 1 observamos el espacio subglúteo en una cadera izquierda con el glúteo mayor retirado. El nervio ciático (1) penetra en el espacio subglúteo por debajo del músculo piramidal (2) y lateral al ligamento sacrotuberoso (3). El nervio discurre hacia el isquión y el origen de los músculos isquiotibiales (4) pasando sobre el complejo géminos-obturador interno (5) y el cuadrado femoral (6). Se aprecian además el trocánter menor (7) y mayor (8).

Síntomas

En primer lugar deben descartarse lesiones a nivel lumbar, atrapamiento intra-pélvico o alguna patología uroginecológica.

Los pacientes a menudo tienen historia de trauma previo y presentan una postura antiálgica (Fig. 2). Los síntomas más comunes incluyen:

postura antialgica
Fig.2. Postura antiálgica
  • Dolor-hipersensibilidad en la cadera o nalga.
  • Ciatalgia (dolor en el recorrido del nervio ciático) normalmente unilateral, exacerbada con rotación de la cadera en flexión y rodilla en extensión.
  • Alteración o pérdida de sensibilidad en el miembro afectado. Reflejos anormales o debilidad motora.
  • Intolerancia a permanecer sentado más de 20-30 minutos. Normalmente asociado a atrapamiento bajo el músculo piramidal.
  • Dolor al caminar de localización lateral al isquión. Se relaciona con un pinzamiento isquiofemoral en el cual el trocanter menor roza el borde lateral del isquión.
  • Cojera, lumbalgia, dolor nocturno que mejora por el día.

Este tipo de dolencia suele tener características crónicas por lo que se recomienda no olvidar el apoyo psicológico en pacientes con dolor de más de 6 meses de evolución, que tomen narcóticos y tengan una función social deteriorada.

Examen clínico

Según el Dr. Hal D. Martin, el examen físico de la cadera debe ser exhaustivo. En este vídeo (en inglés) realiza una demostración de la batería de pruebas recomendadas. Algunas son especialmente útiles para evaluar el SGP. Veamos dos que permiten orientar el diagnóstico hacia el síndrome del piramidal:

  • Test de estiramiento pasivo del piramidal: con el paciente sentado al borde de la camilla, el examinador lleva pasivamente el miembro a flexión, adducción y rotación interna de cadera y extensión de rodilla mientras palpa 1 cm lateral al isquión (tercer dedo) y proximalmente a la escotadura ciática (segundo dedo). Se considera positivo si se recrea el dolor en la cara posterior de la cadera. (Fig. 3)
test estiramiento pasivo piramidal
Fig. 3. Test de estiramiento pasivo del piramidal
  • Test de contracción activa del piramidal: el paciente en decúbito lateral contrario a la pierna afectada, con la cadera y rodilla en ligera flexión. Empuja el talón hacia abajo contra la camilla, mientras realiza una separación y rotación externa contra resistencia del examinador, quien está palpando el piramidal. La recreación del dolor indica un test positivo. (Fig. 4).
test activo piramidal
Fig. 4. Test de contracción activa del piramidal

LA COMBINACIÓN DE AMBAS PRUEBAS HA MOSTRADO UNA SENSIBILIDAD DEL 91% (CAPACIDAD DE DETECTAR A LOS ENFERMOS) Y UNA ESPECIFICIDAD DEL 80% (CAPACIDAD DE DETECTAR A LOS SANOS)


La palpación de las estructuras de la región glútea puede hacernos sospechar el diagnóstico:

  • Si aparece dolor en la escotadura ciática ⇒ síndrome del piramidal.
  • Si existe dolor en la zona lateral al isquión ⇒ pinzamiento isquiofemoral.
  • Si el dolor se produce en la zona medial al isquión ⇒ afectación del nervio pudendo. Suele ser un dolor en su territorio anatómico que empeora al sentarse y no despierta al paciente por la noche.

Los dos diagnósticos diferenciales principales son:

a) Pinzamiento isquiofemoral. Para testarlo el paciente se coloca en decúbito lateral sobre el miembro sano. El examinador lleva la cadera afectada a extensión pura o con ligera adducción. El test es positivo si aparece dolor en la parte posterior de la cadera (Fig. 5A), mientras que la extensión con abducción no reproduce los síntomas (Fig 5B).

test pinzamiento isquiofemoral
Fig. 5. Test de pinzamiento isquiofemoral

b) Síndrome isquiotibial o síndrome del túnel isquiático. Para valorarlo se emplea el test de contracción activa de isquiotibiales. El paciente sentado al borde de la camilla con la rodilla a 30º. Se le pide flexión contra resistencia (Fig. 6B). Aparece debilidad muscular y recreación de los síntomas si el test es positivo. La sintomatología desaparece y la fuerza es normal al solicitar la misma maniobra con la rodilla a 90º (Fig. 6A).

test activo de isquiotibiales
Fig. 6. Test de contracción activa de isquiotibiales

Causas del síndrome del glúteo profundo

Existen múltiples causas de atrapamiento del nervio ciático en el espacio subglúteo:

  1. Bandas fibrosas o fibrovasculares. Pueden ser compresivas, adhesivas o de distribución indefinida. Dificultan o impiden la movilidad del nervio y provocan la sintomatología Son halladas al realizar endoscopia.
  2. Síndrome del piramidal: O bien primario por causas anatómicas (<15%) o bien secundario debido a: hipertrofia, atrapamiento dinámico, trayecto anormal del nervio, inserciones anómalas del músculo, atrapamiento nervioso secundario a fibrosis tras cirugía abierta del síndrome del piramidal, trauma o sobreuso (espasmo, desgarro, tendinosis…).
  3. Síndrome del obturador interno y géminos. Es raro. Al pasar el nervio ciático entre estos músculos y el piramidal puede producirse un efecto tijera que sea el origen del atrapamiento.
  4. Patología isquiofemoral y del cuadrado crural. El estrechamiento del espacio isquiofemoral puede provocar un pinzamiento del nervio a este nivel.
  5. Alteraciones en el origen de los isquiotibiales. Principalmente entesopatías (trastorno en la zona de inserción tendón-hueso), bandas fibróticas congénitas o síndrome isquiotibial o del túnel isquiático.
  6. Desórdenes glúteos. Lo más común es la contractura glútea. Suele producirse en la infancia, con secuelas a lo largo de la vida, debido a múltiples inyecciones en la nalga.
  7. Causas ortopédicas. Problemas en el alineamiento de la pelvis, fémur o columna. También inestabilidad pélvica.

Conclusión

El conocimiento anatómico del espacio subglúteo, la anamnesis, la exploración clínica exhaustiva y el conocimiento de los posibles orígenes del dolor facilitarán el diagnóstico y posterior tratamiento de los pacientes con el síndrome del glúteo profundo. Según los expertos, su prevalencia es alta pero actualmente está infradiagnosticado. Esta entrada pretende ser un punto de consulta para profesionales sanitarios. También para pacientes y deportistas que no logran solucionar sus problemas. Puede formar parte de tu PLE.

Fuentes: Deep Gluteal Syndrome (H. D. Marin et al)Hernando, M. F., Cerezal, L., Pérez-Carro, L., Abascal, F., & Canga, A. (2015). Deep gluteal syndrome: anatomy, imaging, and management of sciatic nerve entrapments in the subgluteal space. Skeletal radiology, 44(7), 919-934Argibay, J. C., Perez Carro, L., & Gonzalez Cabello, A. (2014). Atrapamiento del nervio ciático en el espacio subglúteo: tratamiento endoscópico. Artrosc.(B. Aires), 21(2), 29-36.
Todas las figuras pertenecen a H. D. Martin et al. Deep Gluteal Syndrome, excepto la Fig. 2 que procede de Hernando, M. F., Cerezal, L., Pérez-Carro, L., Abascal, F., & Canga, A. (2015). Deep gluteal syndrome: anatomy, imaging, and management of sciatic nerve entrapments in the subgluteal space. Skeletal radiology, 44(7), 919-934. La imagen destacada proviene de este vídeo.
Anuncios

15 comentarios sobre “Síndrome del glúteo profundo

  1. Tengo dolor desde hace dos años en la zona del isquión, glúteo en general y pierna. He visitado a varios especialistas durante este tiempo y ninguno me ha dado un diagnóstico ni una solución a mk problema. Al leer sobre este síndrome, me siento muy identificada. Me gustaría saber si existe algún especialista en España sobre el tema. Muchas gracias de antemani

    Me gusta

    1. Hola Natalia, muchas gracias por tu comentario y me alegro de que te pueda ser de ayuda este artículo para encontrar solución a tu problema. No puedo ayudarte a encontrar un especialista pero quizás ahora puedes plantearles, si lo consideran, que descarten la posibilidad del síndrome del glúteo profundo. Es complejo dar consejo sin conocer a la persona/paciente. Un saludo.

      Me gusta

    2. Buenas tardes Natalia
      Te comento y yo sufro de ello y pasé por unos 25-30 médicos incluyendo: traumatólogos, neurólogos, fisios etc. y al final encontré un doctor que me lo consiguió diagnosticar y aparece en las fuentes; es el Doctor Pérez Carro y luego las infiltraciones de diagnóstico con el Doctor Hernando (son del mismo equipo médico). Debo decir que es un médico privado pero tiene consorcio con diferentes aseguradoras, yo tengo el igualatorio médico y ellos entran aunque en un principio fui por privado porque el seguro que tenía (Caser) no me entraba. Está en Cantabria en el CCM (Centro de consultas médicas) junto al Hospital Mompia.
      Yo te lo recomiendo y a ser posible cuanto antes porque sino la compresión hace que sea el caso más complicado y la recuperación mayor (mi caso). Yo me he sometido a dos cirugías ya y ahora estoy tratando el tema del pudendo que tengo que infiltrarme ahora a ver si mejoro un poco porque no hay manera de solucionarlo hasta el momento.
      De todas maneras te dejo mi email por si tienes cualquier duda acerca del doctor.
      Un saludo,
      Silvia.

      Me gusta

    3. Buenas tardes Natalia
      Te comento y yo sufro de ello y pasé por unos 25-30 médicos incluyendo: traumatólogos, neurólogos, fisios etc. y al final encontré un doctor que me lo consiguió diagnosticar y aparece en las fuentes; es el Doctor Pérez Carro y luego las infiltraciones de diagnóstico con el Doctor Hernando (son del mismo equipo médico). Debo decir que es un médico privado pero tiene consorcio con diferentes aseguradoras, yo tengo el igualatorio médico y ellos entran aunque en un principio fui por privado porque el seguro que tenía (Caser) no me entraba. Está en Cantabria en el CCM (Centro de consultas médicas) junto al Hospital Mompia.
      Yo te lo recomiendo y a ser posible cuanto antes porque sino la compresión hace que sea el caso más complicado y la recuperación mayor (mi caso). Yo me he sometido a dos cirugías ya y ahora estoy tratando el tema del pudendo que tengo que infiltrarme ahora a ver si mejoro un poco porque no hay manera de solucionarlo hasta el momento.
      De todas maneras te dejo mi email por si tienes cualquier duda acerca del doctor.
      Un saludo,
      Silvia.

      Le gusta a 1 persona

      1. Hola Silvia,
        Después de un año de periplo de médicos de diferentes especialistas, un trauma de cadera me ha diagnosticado SGP (síndrome del glúteo profundo), he tratado el tema con rehabilitación, fisio privados pero sin mejoria. Actualmente me encuentro de baja porque se me hacía imposible estar sentada en la oficina. Ya no se que más hacer ni a quien recurrir, parece q esto es un misterio para la medicina. Me gustaría si es posible tener contacto contigo para que me cuentes como pudiste solucionar el problema (espero de corazón que forme parte de tu pasado) o si alguien lee este comentario que haya pasado por esto o estén sufriendo de ello también agradezco me contacten, creo que compartir experiencias sobre este tema y posibles tratamientos puede ayudar a no seguir dando palos de ciego. Mi email es: patricia_mtez@hotmail.com
        Muchas gracias de antemano y un saludo!

        Me gusta

  2. Fantástica entrada y muy bien expuesta. No conocía el blog pero sólo esta entrada ya me hace interesarme por el resto.
    Abordo con relativamente frecuencia este tipo de alteraciones (dentro de la poca frecuencia con la que se dan), y me surge una duda clínica, y es: ¿hasta qué punto te fías de la palpación? La palpación en esas zonas implica una gran cantidad de estructuras que hace que seamos absolutamente inespecíficos. Del mismo modo, la palpación tiende a ser poco fiable porque, diciéndolo de forma burda, “palpamos lo que queremos”, y en general puede ser un tremendo sesgo de confirmación.
    Yo pondría mucho cuidado en sospechar del diagnóstico a través de la palpación, y más bien sospecharía por el cuadro clínico y a partir de ahí sólo haría los test que describes para diagnóstico diferencial, que aún así no nos darían seguridad. absoluta, como casi nada en nuestros pacientes.

    Si te apetece, puedes darme tu opinión y debatimos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias FISIOSTACRUZ, me alegra que te haya gustado. Estoy de acuerdo contigo en que la palpación es compleja y el diagnóstico debe apoyarse fundamentalmente en el cuadro clínico y los test. La palpación que se sugiere no busca tanto concretar como orientar la exploración, ser un punto de partida para profundizar.
      Un saludo y gracias de nuevo 🙂

      Me gusta

  3. Hola doc. Tengo 59 años juego al futbol cancha de 11, y sufro cada vez que entreno, dolor en la insercion del isquiotibial en el gluteo, el gluteo, y me sube hasta la cadera y a veces baja tambien, doy de bs as argentina, fui a traumatologos pero sin resultados y la verdad que quiero seguir jugando al futbol. Muchas gracias!!!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Oscar, gracias por tu comentario. El mejor consejo que puedo darte es que acudas a un fisioterapeuta que te haga un exploración completa y recoja toda tu información personal. Puede que tengas que trabajar activamente tu cuerpo y esa zona en concreto para prepararla de cara al esfuerzo que le exiges. O puede que haya factores de diversa índole que te estén afectando. En cualquier caso, tu fisioterapeuta podrá ayudarte mejor al conocer el caso de primera mano. Y piensa que eres tú quien debe tomar el control del proceso. Espero haberte ayudado. Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s